Hugo Kogan

By 28 de agosto de 2013 Historia, Innovación No Comments

Siempre con la intención de poner nuestra mirada en otros lugares del mundo donde se desarrolla buen diseño más alla de Europa, hoy fijamos nuestra mirada en Hugo Kogan, diseñador industrial argentino y uno de los diseñadores más influyentes del diseño latinoamericano. Nacido en Buenos Aires el 12 de junio de 1934, su formación como escultor y posteriormente sus dos años en la carrera de arquitectura, supusieron la semilla en la que confluían su pasion e interés por las formas y la técnica.

Su diseño más icónico es el Magiclick, que inventó y desarrolló en 1963 mientras desempeñaba el cargo de director del departamento de diseño de la empresa Aurora. Magiclick es un encendedor pinzoeléctrico para las cocinas, instrumento muy común en nuestros días, pero que para la época supuso una auténtica revolución. Cómo aproximación a la repercusión que supuso este invento en el mercado y en la vida cotidiana, apuntar que cuando la empresa decidió lanzar el producto, estimó un volumen de ventas de 5.000 unidades mensuales; la realidad superó todas estas previsiones alcanzando pedidos de 80.000 unidades al mes.

En una entrevista a Kogan que leemos en Página12, explica:

Corría el año 1963, pleno auge de la electrónica, el chiche de la década. Yo estaba como director del departamento de diseño de la empresa Aurora y su dueño, un adelantado en el sentido de los viajes al exterior, llegó de Japón con un artefacto inédito para nosotros, el piezoeléctrico, una pieza que si uno presionaba en un extremo disparaba una chispa. Jugando con él, apareció la idea de hacerlo como un artefacto manual, de uso popular. Lo diseñé, se desarrolló. Previamente se hizo un estudio de mercado para saber qué demanda tendría. De ahí surgió que se venderían aproximadamente 5000 por mes. Se desarrollaron las matrices, y el éxito fue tal que el primer mes recibieron pedidos por 80.000. Después se investigó el fenómeno y resultó que el Magiclik conquistó el mercado obviamente por la novedad, un diseño que daba una respuesta estética, lo confortable de su uso y porque resultaba un artículo ideal como regalo. De ahí que en la publicidad que siguió al estudio de mercado ya no se veía más el producto, sino que había una caja con un moño. Gracias al éxito del producto, Aurora montó fábricas en Brasil y España para producirlo.

Os dejamos con el diseño del Magiclick y una interesantísima entrevista de Diseño Industrial Argentino al diseñador argentino Hugo Kogan:

Hugo-Kogan-Magiclick-Aurora

Leave a Reply