La cerámica nos fascina, y en esta ocasión os queremos presentar a un joven alfarero, Gregorio Peña, que  tras sus estudios en Madrid, Escuela Francisco Alcántara de Madrid (2004-2007) deriva hacia una estética ajena a la alfarería y se consolida como una propuesta artística de evidente aceptación y éxito.

Gregorio Peño habla de su obra:

La convulsión y la transformación de la materia son de vital importancia en mis últimas series. El material cerámico, utilizado no como fin sino como medio, permite el alcance de unas cualidades plásticas y conceptuales que difícilmente se conseguirían con otro material. En este sentido, mi trabajo se inicia bajo una concepción formal geométrica con una construcción muy meditada de la forma, que contrasta con la aparición de lo orgánico en forma de abatimiento o expansión de la arcilla fundida.

Emoción, misterio,  tensión y tiempo son el nexo de unión de estas series donde, a pesar del dramatismo de algunos de los contrastes, las obras conservan una sorprendente unidad y elegancia formal.

A nosotros, como diseñadores, más allá del vasto universo que engloba esta profesión, nos gusta observar otras técnicas y profesiones que aportan nuevas sensaciones a lo que caracteriza al diseño de producto más allá de la funcionalidad, como son el uso de materiales, su lenguaje y qué nos transmiten con sus colores, texturas y combinaciones. Este es el caso de la obra de Gregorio Peña. Su enfoque sobre la alfarería y su experimentación situan su obra en un diálogo entre lo geométrico y lo orgánico, y también entre lo inerte y el movimiento. La serie «Abatida» o «Floración» nos sitúa ante un objeto vivo y sobre todo con diálogo con el espectador. Nuestra primera reflexión es «Aquí ha pasado algo».

Este es el tipo de obra que, según nuestro criterio, tiene que salir fuera de las galerias y los museos. Este el es tipo de obra que se tiene que tocar para entender, y se debe de tener en espacios más interactivos y formar parte del caracter de los mismos. Introducir la obra de Gregorio Peño en restaurantes, recibidores, hoteles, etc. … Pensad en «Floración» cubriendo toda una pared principal de un restaurante… Ufff, precioso.

Ha participado en diferentes exposiciones colectivas, bienales y premios dentro y fuera del país, realizando su primera exposición individual en 2011 en la Galería Espacio Jordana de Madrid. Entre los galardones obtenidos cabe destacar: Premio Especial Mejor Joven enla XXII BienalInternacional de Cerámica Contemporánea de Vallauris (Francia, 2012);  Primer premio Jóvenes Artistas de Castillala Mancha(España, 2011); Mención Honorífica Bienal Internacional de Cerámica Contemporánea de Aveiro (Portugal, 2011); Premio Artes Plásticas Ayuntamiento de Majadahonda (España, 2010); Premio Nacional de Cerámica Ciudad de Castellón (España, 2010) y premio Aurelio Blanco (España, 2007).

Aún a pesar de su juventud, críticos de la altura de Tomás Paredes (Presidente dela Asociación Españolade Críticos de Arte) han mostrado gran interés por su trabajo. Como cita Paredes en uno de sus artículos sobre Peño: “¡En Peño, hay obra, hay artista, hay porvenir, hay dimensión!”.

Os animamos a que visitéis su web para conocer mejor su trabajo: gregoriopeno.com

 

Leave a Reply