Feliz 2013

By 21 de diciembre de 2012 Eventos No Comments

Como ya hiciéramos el año pasado con las uvas de Nochevieva «Feliz 2012«, este año en Gauzak hemos diseñado otro packaging para despedir el año. Con nuestra perspectiva de otorgar a lo que diseñamos un valor extra en su lenguaje, su función y la emoción que se crea entre el objeto y el usuario, hemos elegido la tableta de turrón, alimento icónico de estas fechas, para transmitir estos valores.

El Informe Produlce señala que durante el pasado 2011 la producción total de Turrones y Mazapanes ascendió a 32.414 toneladas, logrando unas ventas superiores a los 276 millones de euros, un 1,7% más que el año anterior. (Fuente: EuropaPress) Si esto lo traducimos en la cantidad de envoltorios de plástico y cartón que se emplean y posteriormente se desechan, se convierte en un dato motivador para idear la manera de alargar la vida de todo este material.

El envoltorio de nuestro «Turrón blando de Castuera» está diseñado para convertirse en un adorno navideño mediante el arte japonés del origami. Con unas guias endidas en el cartón y la gráfica, el plegado se vuelve muy intuitivo, y no hace falta ser un experto para lograr hacer una estrella y colgarla en donde más nos guste.

El turrón es un producto netamente mediterráneo muy ligado a la producción de miel y almendra. Aunque cuando hablamos de turrón blando lo primero que pensamos es en la localidad alicantina de Xixona, existe una localidad en Badajoz con una tradición turronera que se remonta a la época musulmana, Castuera.

En la web del Museo del Turrón de Castuera podemos leer:

En Castuera (Badajoz) se elabora y comercializa un delicioso dulce: el turrón. Se desconoce a ciencia cierta cuándo y con quien se introdujo en la localidad. Se ha hablado de romanos, árabes, cristianos, aunque la hipótesis más verosímil sea que se comercializó a través de los arrieros, pasando de ser alimento de los caminantes a producto de venta.
Los castueranos, gente emprendedora y consciente de sus posibilidades, vieron en el turrón una fuente importante de ingresos familiares. Empezó así una rica tradición donde los iembros de familias enteras participaban tanto en el proceso de elaboración artesanal del turrón como en su posterior venta en las ferias de las localidades próximas, comenzando por la de Sevilla en abril y terminando por la de Zafra en octubre. Hoy en día, más de 150 familias siguen dedicadas a esta labor.

En la actualidad, el turrón de Castuera constituye un referente identitario de la población y es conocido internacionalmente. Sin embargo ha sufrido cambios en su proceso de elaboración por la introducción de la industrialización, ello no le ha impedido que siga conservando sus elementos originales, garantía de su extraordinaria calidad.

Origami y turrón blando de Castuera. Esta es nuestra felicitación para el 2013, ¡Próspero año a todos y todas!

Feliz2013_gauzak.com/new

Feliz2013_gauzak.com/new

Feliz2013_gauzak.com/new

Feliz2013_gauzak.com/new

Si quieres ves más imágenes y dar tu opinión acerca de este producto, visitanos en Facebook.

Leave a Reply