El valor de la baldosa

By Monday November 14th, 2011 Cerámica/Porcelana, Procesos No Comments

La primera prensa hidráulica patentada aparece alrededor de 1868 y, a pesar de haber pasado casi 150 años desde aquello, su proceso de fabricación se mantiene entre lo artesanal y lo industrial. Para los que vivimos en Barcelona, nos es muy común entrar en pisos donde el suelo está construído por estos mosaicos, a veces geométricos otros florales, y es que Cataluña y la zona mediterranea de la Península fueron los lugares donde se ubicó esta industria, que tuvo su auge en los años ’20 y su declive hacia los ’50, cuando se va sustituyendo por piezas más económicas y ligeras.

Como curiosidad respecto a los costes de las “rajoles”, recientemente se ha descubierto en L’Espluga de Francoli una casa que tiene forrada sus paredes de baldosas de cartón piedra, un invento del encuadernador Hermenegildo Miralles a finales del siglo XIX, para abaratar los costes y que tras su hallazgo constituyen una colección única y sorprendente de la historia de este producto.

Sala Il.lacions:::Carrer Notariat (Bcn)

La baldosa hidráulica se conserva aún por la belleza de sus resultados y ha adquirido un rol de valor añadido en el interiorismo y hace que la industria se mantenga activa en nuestros dias con fábricas en España, Francia o Marruecos y oferte piezas a un precio muy competitivo.

A nivel de producción, las baldosas están formadas por tres capas de cemento de diferente textura: una base de uns 2 cm de grosor de cemento grueso muy poroso (para que se pegue con facilidad al suelo), una capa de cemento blanco más fino de tan solo unos 4 mm. (que absorbe la humedad de la masa de color) y la última en la que se aplica la decoración sobre la matriz que separa los colores, está compuesta de cemento blanco con minerales colorantes o pigmentos y tiene un grosor de 4 mm aprox.

Os dejamos un video donde se aprecia este proceso de fabricación tan longevo.

VER VIDEO

Leave a Reply